En una boda en verano no puede faltar elementos socorridos para la ola de calor, que además nos proporcionarán rincones decorativos.

Podemos colocar una sombrilla en cada una de las sillas. Esta idea servirá para decorar la boda de una forma muy vistosa y así dejaréis que cada asistente decida si quiere utilizarla o no durante la ceremonia nupcial. También podemos dejarlas en decorativos cestos para que puedan protejerse del sol

No olvides colocar un punto de abanicos o pai-pais personalizados y acordes con la temática de la boda, para que l@s invitad@s puedan abanicarse.

Nada más molesto para un invitado que no pueda proteger su vista del sol. Si han olvidado sus gafas, puedes colocarlas de forma original en algún rincón para los despistad@s que dejaron las suyas en casa.

No dejes que a ningún invitado le deslumbre el sol.

NOTICIAS

Instagram

Facebook

Pinterest